Varias presentaciones de la Digital Health & Wellness Summit organizada por ECHAlliance en el marco del Mobile World Congress se centraron en el potencial de los datos de salud para mejorar la vida de los pacientes y aumentar la eficiencia de la gestión sanitaria. César Velasco, nuevo director de Innovación en Datos (Data Director) del Hospital Vall d’Hebron, mostró los grandes volúmenes de datos que mueve el centro cada año: 17 millones de resultados de laboratorio, 1,2 millones de prescripciones farmacológicas, 200.000 emergencias, 700 ensayos clínicos, 36.000 cirugías… Todo con un presupuesto de 585 millones de euros.

digital_health_then_now

Todos estos datos, adecuadamente anonimizados y agregados, representan una gran oportunidad para mejorar procesos, investigación y calidad de vida de los pacientes. El hospital, explicó Velasco, busca socios para aprovechar este ingente volumen de datos con proyectos que beneficien a los pacientes.

La gestión de datos sanitarios para mejorar la vida de los pacientes e impulsar el desarrollo de la sanidad es el foco de un buen número de startups del ámbito eHealth (eSalud). La barcelonesa Amalfi Analytics, liderada por Julianna Ribera, utiliza el Big Data para optimizar la gestión de las organizaciones sanitarias. A través del análisis de patrones de pacientes, enfermedades según territorio, prescripción de medicamentos y otros datos sanitarios, la startup ofrece información de valor añadido para los gestores sanitarios.

La sanidad privada y los servicios digitales a sus clientes

Grandes organizaciones, tanto centros públicos como compañías privadas (Doctoralia –que alcanzó 2,6 millones de citas online en 2016 junto con su partner DocPlanner-, Roche, DKV Seguros, Sanitas…), aprovecharon su presencia en el congreso para buscar colaboraciones con startups con las que innovar de forma conjunta. Frederic Llordachs, CEO y cofundador de Doctoralia, anunció que su compañía había establecido una alianza con AXA para proporcionar servicios de cita online a los clientes de la aseguradora.

Elena Torrente, directora de Digital Health de DKV Seguros, explicó algunos de los servicios digitales que ofrecen a sus clientes, como Digital Doctor, que incluye visitas virtuales y chats con un médico, así como el chequeador de síntomas Mediktor, un sistema de inteligencia artificial que analiza síntomas y evalúa el estado de salud del usuario. Josep Carbó, director de Negocio de Mediktor, impulsado por la startup barcelonesa Teckel Medical, explicó a Patient Power que están realizando ensayos clínicos en hospitales españoles para validar la solución, que ya ha conseguido el Certificado europeo CE. Carbó apuntó que “el ensayo en el Hospital Clínic de Barcelona está mostrando que Mediktor tiene un 90% de exactitud respecto a un médico en la evaluación de síntomas y generación de un diagnóstico”. La solución se está probando en el servicio de Urgencias del Clínic con unos 1.000 pacientes y en el Clínico de Madrid con el equipo del Dr Julio Mayol donde, además, Mediktor ayudará a predecir si un paciente ingresará o necesitará cirugía. La empresa de Barcelona acaba de aterrizar en el mercado norteamericano, donde quiere empezar su expansión.

digital_health_4yfn

Simon Nicholls, director global de Higital Health de BUPA (Sanitas, en España), explicó la prueba piloto que Sanitas hace con sus clientes españoles, en la que el móvil funciona como tarjeta y carpeta personal de salud. Sobre identidad digital y salud se habló también en una sesión organizada por Mobile World Capital el último día de congreso. La patronal catalana de la sanidad privada, ACES, presentó el proyecto Blue Button, inspirado en la iniciativa Blue Button impulsada en Estados Unidos por los veteranos de guerra. El objetivo es que los pacientes tengan acceso a su historial clínico y puedan gestionarlo, descargar sus datos y añadir y evaluar la información. Una carpeta de salud centrada en el paciente y de su propiedad. El proyecto, liderado por el consultor Joan Guanyabens, se está realizando por ahora en tres instituciones: el Instituto Oftalmológico de Lleida, la división de Salud de la Mujer de Clínica Dexeus y en el Grupo Quirúrgica. El objetivo es ampliarlo al máximo número de organizaciones, tanto privadas como públicas.

“La principal diferencia entre este proyecto y la Carpeta Personal de Salud de la Sanidad pública catalana es que el Blue Button ofrece información con el estándar HL7CDA, estructurada, que puede ser manejada y transformada por el paciente. No es un pdf”, nos explicó Guanyabens, que también está vinculado a SALUS, un proyecto incipiente de cooperativa en la que los ciudadanos compartirán sus datos de salud para hacer avanzar la investigación médica.

Teresa Bau

Recuerde que las opiniones expresadas en Patient Power no son necesariamente las de nuestros patrocinadores, colaboradores, partners o las de Patient Power. Nuestros contenidos no son un substituto de la atención médica ni de su propio médico. El mejor cuidado se lo proporcionarán los profesionales médicos.